9 de julio de 2010

Volaré

Me escapo, me suelto de las cadenas que antes me sostenían fuertemente contra una pared, aterrorizado a saber que podía pasar mañana. Me escapo, me suelto de esas sogas que ataron mis pies a una cama, mientras un verdugo esperaba al lado mío para darme el golpe final. Me escapo y dejo atrás miles de cosas, dolores, tristezas y bazofias, cosas que nunca me sirvieron, cosas que dejé porque era lo único que me servía hacer con ellas. Me escapé, finalmente dejé atrás eso, lo malo, y mirar al frente, no sé si al futuro, quizás a lo inmediato, al segundo a segundo, al instante que vivimos, a todo lo que me rodea, a él, a ella, a vos.
Ya me escapé, ahora que veo, no sé que hacer, hay demasiadas posibilidades, la duda me atormenta, me agobia, me aplasta. Pero calma, la calma me invade de un momento a otro, pareciera ser un ataque de ciclotimia, es demasiado para mí. Ya está me decidí se lo que quiero, lo encontré en lo hondo de mí, una decisión que no pienso cambiar, hasta que las circunstancias me hagan cambiar de parecer, pero tengo fe en mi seguridad. Quiero, sé que es lo que quiero, pero tengo un problema, no sé como decirlo, como expresarlo, como darlo a entender.
Algo se me tiene que ocurrir, no puede ser que no haya palabras para decirlo... Buscaré en una canción, ellas siempre tienen las palabras justas para expresar las cosas, pero no está, es un problema, es demasiado. Quizás no sea un problema (¿ciclotimia?), quizás el problema sea yo, mi cabeza. Sí, ya sé, dejaré que mi ser lo sienta, de adentro vienen las mejores expresiones, las que tienen la certeza... Si, ya sé como es: volar, esa es la palabra; volar sobre ti, para aterrizar en vos, y no despegar jamás.

1 comentario:

  1. Lindo... muy ¿feliz? Mejor así me parece.
    Que te valla bien en tu aterrizaje :) Me gustó mucho mucho.

    ResponderEliminar