3 de noviembre de 2009

Canción a un amigo

En un lugar vasto
a un amigo encontré.
Caminaba al desierto
y yo lo acompañe.

Llevaba en sus manos
pieles rojas pa' comer.
No sabía a donde iba
y no lo quería saber.

Caminamos el desierto
como a una calle normal.
El miedo nos invadía
pero nos dejamos llevar.

Hacía tiempo que no lo hacía
pensaba una y otra vez,
me tomaba de la mano
y me llevaba con él.

Esta historia puede parecer
un poco irreal,
pero la vida misma
te la puede contar.

No sabemos muy bien
para donde seguir,
el camino es largo,
toda una vida por vivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario