3 de octubre de 2009

Al borde del abismo

Es como si una historia de amor terminara. Creo que sí. Todo este tiempo fue ilusión, amor... y todo se vino a pique en menos de lo que uno puede pensar.
¿Es qué todos tienen que meterse y decirte "hacelo, hacelo" cuando no saben que es realmente lo que pasa? Sí, todos se meten y opinan, y estoy harto. Y cada uno que me decía algo referido a eso era otro punto menos para mí, las chances se acababan y todos seguían metiendo púa para que me apure, y lo peor es que hacían las cosas más obvias de lo que eran. Pero tuve que hacerlo, porque sabía que no había otra salida. Era matar o morir... y me tocó morir.
¿Por qué el pan siempre tiene que caer del lado del dulce?¿Por qué la moneda cae del lado de la cruz cuando elijo la cara? Creo saber la respuesta, pero no sé si realmente sea esa la respuesta justa. El amor es tan duro a veces que te hace doler hasta la espalda, pero es amor y es el más lindo sentimiento que hay... pero siempre tengo el NO asegurado y ya no lo puedo revertir. Si tan solo una vez pudiera gozar de lo sufrido, sería feliz pero eso es imposible para mí. Y ya sé que siempre digo que nada es imposible, pero la vida me tira siempre para atrás y ya no lo entiendo, lo que antes era alegría ahora es un profundo dolor en el alma.
Si pudiera terminaría todo esto en un segundo, pero la carabina no tiene munición, así que lo único que queda de acá en adelante es SUFRIR. Ya nada puedo esperar de nadie porque me lo demostraron todos, y perdón si soy cruel con alguien o si se sienten ofendidos, pero es que esta mezcla de sentimientos y dolor me está matando. Quisiera gritar fuerte, muy fuerte, y putear pero no tengo fuerza. Con suerte mañana me levante vivo o en su defecto sin dolor, pero no creo... con suerte llegue el lunes al colegio y diga "estoy bien", pero no creo. Así que no se que más decir, creo que ya está todo dicho, y una imagen vale más que mil palabras, por lo cual aquí voy a terminar este relato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario